ADR Mercancías peligrosas

ADR Mercancías peligrosas

Aunque no lo creas, aun existen conductores o transportistas españoles a los que el ADR mercancías peligrosas les resulta confuso, complejo, e inclusive un tanto extraño.

Pero lo cierto es que deben estar correctamente informados sobre este tópico ya que estas mercancías son sumamente riesgosas.

Brevemente podemos decirte que el ADR regula el traslado, almacenaje y manipulación de productos peligrosos por carretera. Y también identifica sus respectivos métodos de clasificación.

Sin embargo, este tema engloba muchos elementos, factores y aspectos importantes que nos gustaría explicarte profundamente en esta nota.

Por lo tanto, si estás interesado en conocer cómo se clasifican estas mercancías, o cuáles son sus clases, te invitamos a leer hasta el final.

¿Qué se entiende por mercancías peligrosas?

Lo primero que debemos explicarte es que las mercancías peligrosas son entendidas como objetos, productos o materiales que representan un riesgo para la salud, o para el medio ambiente.

Generalmente son productos tóxicos que se generan tras mezclar ciertas sustancias químicas. Aunque en algunos casos también pueden ser productos manufacturados.

Los líquidos inflamables, las materias sólidas explosivas, los peróxidos orgánicos o las materias comburentes, son algunas de las mercancías peligrosas más populares.

En la actualidad, el ADR estipula que existen al menos 9 clases de mercancías peligrosas. Y su clasificación depende principalmente de sus composiciones y características.

ADR mercancías peligrosas

El Acuerdo Europeo sobre Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera, ADR, (por sus siglas en inglés), busca facilitar el traslado de dichas mercancías de forma segura.

A continuación, te listaremos algunas de las funciones más destacadas e importantes del ADR mercancías peligrosas:

  • Enumerar las mercancías peligrosas que pueden ser transportadas por carretera.
  • Indicar el tipo de embalaje y envase que le corresponde a cada sustancia.
  • Precisar el etiquetado y la señalización tanto de las cargas de mercancías peligrosas, como de los vehículos que se usan para transportarlas.
  • Identificar los documentos necesarios para completar el transporte de dichas sustancias.
  • Instruir a otros sobre cómo debe realizarse la carga, estiba y descarga de la mercancía.

En líneas generales, el ADR es una normativa que se encarga de regular el transporte, guardado y manipulación de las mercancías peligrosas. Además, tiene una validez internacional.

Esto significa que todos los transportes internacionales de mercancías peligrosas que se realicen por carretera, entre los países que han ratificado este acuerdo, deben apegarse a sus lineamientos puntuales.

En el caso de España, el transporte de este tipo de sustancias se rige por el ADR. Pero también respeta la Directiva 94/55/CE del Parlamento Europeo.

ADR mercancías peligrosas: clases y detalles importantes

clasificacion ADR

Clase 1: Mercancías explosivas 

  • Materias explosivas

Son consideradas materias sólidas, líquidas, e inclusive, mezclas de sustancias que al reaccionar químicamente pueden llegar a desprender gases peligrosos.

Dichos gases pueden ser desprendidos con mucha presión, velocidad y temperatura, ocasionándole deterioros importantes al entorno.

  • Objetos explosivos

En concreto, los objetos explosivos son aquellos que agrupan a una o más materias explosivas o pirotécnicas.

  • Materias pirotécnicas

Estas son mezclas de materias que se fabrican para generar un resultado luminoso, calorífico, gaseoso, sonoro o fumígeno.

También se incluyen las mezclas de varios impactos que generan resultados químicos exotérmicos auto sostenidos y no detonantes.

ADR mercancías peligrosas clase 2: Gases

A efectos del ADR mercancías peligrosas, un gas es definido como una materia “que en condiciones normales (20ºC y 101,3 kPa)” es completamente gaseosa.

Esto también aplica para las materias que producen una presión superior a los 300 kPa (3 bar) a 50ºC. Y cuya masa y volumen son inconstantes. Los más comunes son:

  • Mezclas de gases.
  • Gases puros.
  • Objetos que contienen dichos materiales.
  • Mezclas de uno o más gases con otras materias.

También es válido mencionar que los objetos y materias que forman parte de la clase 2 se subdividen de la siguiente manera:

  1. Gas comprimido.
  2. Gases licuados.
  3. Gas licuado refrigerado.
  4. Generadores de aerosoles. Al igual que recipientes de reducida capacidad, como los cartuchos de gas a presión, o los aerosoles asfixiantes.
  5. Gas disuelto.
  6. Gases no comprimidos que son sometidos a disposiciones especiales.
  7. Objetos que poseen gas a presión. Por ejemplo, las recargas de mecheros.

Clase 3: Líquidos inflamables

Aquí se contemplan materias y objetos que contengan líquidos que se apegan a las siguientes características:

  1. Tensión de vapor máximo de 300 kPa (3 bar).
  2. Líquidos que no sean 100% gaseosos a una temperatura de 20ºC. Así como a una presión estándar de 101,3 kPa.
  3. Aquellos que tengan un punto máximo de inflamación de 60 ºC.
  4. Materias sólidas fundidas, o líquidas inflamables, que tienen un punto de inflamación superior a los 60 ºC.
  5. Materias líquidas explosivas desensibilizadas.

Clase 4: Materias sólidas autorreactivas, inflamables y sólidas explosivas desensibilizadas

Estas mercancías son altamente peligrosas, y por ende, deben ser transportadas con sumo cuidado. Estas son las más conocidas:

  1. Materias autorreactivas, líquidas o sólidas.
  2. Objetos o materias sólidas que se inflaman fácilmente.
  3. Materias sólidas explosivas desensibilizadas.
  4. Materias relacionadas con las materias autorreactivas.

A su vez, se subdividen en materias capaces de inflamarse espontáneamente. Como por ejemplo aquellas mercancías que:

1. Experimentan un calentamiento espontáneo. También se incluyen aquellas que se calientan al entrar en contacto con el aire, inclusive, sin recibir un aporte de energía.

2. Materias pirofóricas como mezclas líquidas o sólidas que se inflaman en cuestión de cinco minutos. Y en pequeñas cantidades después de hacer contacto con el aire.

3. Aquellas materias u objetos que pueden desprender gases inflamables al reaccionar con el agua. Generando mezclas explosivas con el aire.

Clase 5: Peróxidos orgánicos y agentes oxidantes

Materias comburentes

Estas materias tienen un alto contenido en oxígeno, y por lo tanto, son muy reactivas. Tanto así que son capaces de generar reacciones con otros materiales combustibles o inflamables.

Las más comunes son las sustancias que actúan como soportes de la combustión, las cuales generan riesgos de incendio. Así como aquellas que provocan o favorecen la combustión de otros elementos que las contengan.

 Peróxidos orgánicos

Los peróxidos orgánicos facilitan los incendios debido a que son muy inflamables. De hecho, son capaces de arder fácilmente porque desprenden oxígeno al descomponerse.

En consecuencia, es necesario que se conserven en un ambiente frío controlado, en aras de mantener dichas materias inactivas.

Clase 6: Materias tóxicas e infecciosas

 Materias tóxicas

Estas materias se basan en experimentos que se realizan en animales. Tienen la capacidad de dañar la salud del hombre, o peor aun, de causarle la muerte, en caso de que las inhale, ingiera o absorba cutáneamente.

Los hidrocarburos clorados y los ciánidos son solo algunas de las materias tóxicas más peligrosas.

Materias infecciosas

Son entendidas como aquellas que poseen agentes patógenos que producen enfermedades en las personas o animales.

Según su grado de peligro al momento de transportarlas se pueden clasificar en cuatro grupos:

  1. Materias infecciosas para el hombre.
  2. Materias exclusivamente infecciosas para los animales.
  3. Muestras de diagnóstico.
  4. Desechos clínicos.

Clase 7: Materias radioactivas

Aquí se incluyen todos los compuestos que poseen materiales radioactivos, como los isótopos radioactivos, los combustibles nucleares, etc.

Cuando se producen cambios en sus átomos emiten radiación. Y a raíz de esto causan cambios biológicos y químicos en su forma que pueden dañar el cuerpo.

Sin embargo, en la actualidad existen embalajes especialmente diseñados para manipular y transportar las materias radioactivas con absoluta seguridad.

Clase 8: Materias corrosivas

Son aquellas que pueden dañar el tejido epitelial de la piel, o las mucosas, mediante una acción química.

También se incluyen las sustancias que pueden dañar otras mercancías, o los medios de transporte, en caso de que ocurra alguna fuga.

Las materias que producen líquidos corrosivos una vez que entran en contacto con el agua, o con la humedad natural del aire, también forman parte de esta clase.

La explicación a esto es que generan vapores, así como neblinas corrosivas, que son muy peligrosas.

Clase 9: Materias y objetos peligrosos diversos

Estas son sustancias que tienen riesgos distintos a los descritos hasta ahora durante su proceso de transporte.

Los aceites que contienen PCBs, (aquellos que se usan en los transformadores), así como el amianto, son consideradas materias de este tipo.

ADR mercancías peligrosas: principales normativas

que es el ADR

En teoría, cada clase de mercancía peligrosa atiende a un transporte en específico. En resumen, cada modo de transporte está regulado por diversas normativas que se dividen en:

  1. Carretera: ADR

El ADR mercancías peligrosas fue elaborado por la Comisión Económica de las Naciones Unidas en el año 1957 y a el se han adherido 49 países, incluyendo a España.

También es importante mencionar que este acuerdo no estipula sanción alguna. Pero si se incumplen las normas, las autoridades nacionales podrían actuar en contra del transportista. Siempre y cuando apliquen su propia legislación.

  1. Ferroviario: RID

Las Regulaciones sobre el Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por ferrocarril (RID), tiene carácter obligatorio en el territorio español desde el año 1980.

  1. Vía navegable: ADN

ADN significa Acuerdo Internacional para el Transporte de Mercancías Peligrosas por vías navegables interiores. Cabe destacar que España aún no se ha adherido a este acuerdo.

  1. Marítimo: Código IMDG

Este es el Código Marítimo Internacional de Mercancías Peligrosas y en España es de obligatorio cumplimiento desde 1988.

  1. Reglamentos ICAO/IATA

En este caso, la Organización de Aviación Civil Internacional/Asociación Internacional de Transporte Aéreo, son las encargadas de regular el transporte aéreo de estas mercancías.

ADR mercancías peligrosas: sinónimo de seguridad y confianza

Sin lugar a dudas, tanto el ADR mercancías peligrosas como el resto de las reglamentaciones que acabamos de presentarte, tienen un fin ulterior claro y preciso.

Básicamente buscan que las mercancías peligrosas puedan transportarse de forma segura. Es decir, sin riesgos graves o mortales para los seres humanos o para el planeta.

Finalmente, si tienes alguna duda sobre esta temática, o si quisieras conocer más detalles sobre cómo transportar mercancías peligrosas por carretera, te invitamos a contactar a Autoescuelas Molina Málaga cuanto antes.