Tipos de faltas del examen práctico de conducir

Tipos de faltas del examen práctico de conducir

Conocer los tipos de falta del examen práctico de conducir elevará tus posibilidades de éxito al momento de ser evaluado por una autoescuela.

Lo ideal es que estés familiarizado con las faltas más comunes que suelen cometer las personas cuando deciden tramitar su carnet de conducción.

Si conoces cuáles son, y aprendes a evitarlas correctamente, no tendrás de qué preocuparte a la hora de que el examinador de la DGT te diga cómo te desempeñaste durante la prueba de manejo.

Hoy nos gustaría compartirte cuáles son los tipos de falta del examen práctico de conducir que podrían entorpecer tu proceso y hasta obligarte a empezar de cero.

Por lo tanto, si estás interesado en saber más al respecto nos gustaría invitarte a leer esta nota hasta el final.

Tipos de falta del examen práctico de conducir

faltas leves graves examen conducir

En general, estas faltas se pueden categorizar en leves, deficientes y eliminatorias. A continuación las esbozaremos a detalle para que sepas a ciencia cierta de qué se tratan:

1. Faltas leves

Estas faltas son originadas por descuidos menores que están asociados, en la mayoría de los casos, al nerviosismo que experimentan las personas cuando deben someterse a la prueba de conducción.

Es importante destacar que estas faltas no representan peligros ni obstáculos durante el examen, y que por ende, pueden ser asimiladas sin tanto revuelo. Las más comunes son:

  • Mantener una postura inadecuada mientras estás sentado frente al volante.
  • Regular los espejos retrovisores incorrectamente.
  • Olvidar que debes utilizar el cinturón de seguridad y mantenerlo correctamente ajustado a tu cuerpo.
  • Incorporarte a una vía sin mirar previamente por los retrovisores del vehículo.
  • No señalizar la incorporación a una vía, o hacerlo equivocadamente.
  • Conducir por un carril que no te corresponde, como por ejemplo, por un carril bici, o un VAO.
  • Detenerte en lugares que no están habilitados para tal fin.
  • Reducir la velocidad de conducción antes de entrar a un carril de desaceleración.
  • Superar la velocidad máxima de una vía en 10 km/h.

¿Existen otras faltas leves que pudieses cometer?

En realidad la lista de faltas leves es bastante extensa, y pese a que estas no son un motivo de preocupación mayor, es importante que las conozcas del todo.

Por tal motivo te listaremos de inmediato el resto de las faltas que actualmente forman parte de esta categoría:

  • Circular por un arcén. Esto es únicamente aceptable cuando las circunstancias del tráfico lo permiten; siempre y cuando sea por un corto periodo.
  • Conducir a una velocidad inadecuada a la vía, e inclusive, a las condiciones del tráfico.
  • Hacer maniobras con brusquedad. Lo recomendable es que maniobres el volante con sutileza para que la conducción sea eficiente.
  • Ingresar a un carril de desaceleración de manera tardía.
  • Hacer una maniobra de adelantamiento estando lejos del coche que deseas adelantar. De esta manera corres el riesgo de acelerar y superar la velocidad máxima permitida en la vía.
  • No prestarle atención al tráfico.
  • Realizar adelantamientos por la derecha. No debes olvidar que esta acción siempre debe hacerse por la izquierda.
  • Mantener una posición, una velocidad y una marcha inapropiada en la vía.
  • Abrir la puerta del coche sin antes haber observado el tráfico.

Si te aseguras de evitar estos tipos de falta del examen práctico de conducir, que son consideradas como “leves”, estarás un paso más cerca de obtener tu permiso.

2. Faltas deficientes

Las faltas deficientes son capaces de convertirse en obstáculos. De modo que podrían suponer la suspensión del examen y hasta restarte varios puntos en la prueba.

Si cometes alguna de las faltas que te compartiremos en el siguiente apartado podrías demostrar que tu aprendizaje no estuvo al 100%

En consecuencia, es posible inferir que no estás listo, ni completamente preparado para presentar el examen de conducción sin riesgo alguno.

  • Invadir otros carriles tras realizar incorporaciones que obstaculizan a peatones o vehículos.
  • Incorporarte a otras vías a una velocidad inadecuada al tráfico.
  • Irrespetar la distancia de separación, o la seguridad frontal suficiente. No olvides que necesitas aguardar dos segundos (mínimo) en las vías urbanas, así como tres segundos (máximo) en las interurbanas.
  • No respetar la distancia lateral que le corresponde a los ciclistas, animales, objetos o personas.
  • Conducir a una velocidad anormal. Es decir, que sea superior a la velocidad máxima permitida o inferior a la mínima correspondiente a cada vía.

Otros tipos de faltas deficientes

faltas carnet conducir

  • Realizar detenciones de manera innecesaria.
  • Superar la velocidad máxima de una vía en 20 km/h. Esto podría suponer una multa.
  • No cederle el paso a los vehículos prioritarios, o a las personas, en aquellos lugares que lo ameriten.
  • Desplazarte y señalizar incorrectamente. Al punto de obstaculizar a un vehículo que esté en el carril izquierdo.
  • Iniciar el adelantamiento estando muy próximo al vehículo que estás intentando adelantar. También es una falta deficiente hacer esto cuando otro conductor ya ha iniciado la maniobra.
  • No guardar la distancia de seguridad al realizar un adelantamiento.

Estas son las faltas deficientes más comunes que pudieses cometer si no te preparas correctamente para presentar tu examen práctico de conducir.

Pueden ocasionar una suspensión de la prueba, y si las acumulas, el circuito planteado para el examen no podrá ser completado con éxito (este equivale a unos 25 minutos).

3. Faltas eliminatorias

Podría decirse que estas son las más serias y preocupantes dentro de los tipos de falta del examen práctico de conducir.

En caso de que cometas alguna de ellas deberás despedirte de tu primera opción como solicitante del carnet de conducción. En palabras sencillas, deberás repetir el proceso en otra oportunidad.

  • Obligar a otros conductores a maniobrar incorrectamente, o a frenar de forma brusca al incorporarte a la circulación. Esto podría desencadenar un accidente.
  • Irrespetar la distancia de seguridad con ciclistas y peatones. Así propiciarías una situación peligrosa o de accidente.
  • Superar la velocidad máxima de una vía en 30 km/h. Esto te obligará a tomar medidas inseguras frente al volante, pudiendo generar un accidente.
  • No adaptar tu velocidad a la velocidad genérica de la vía. De este modo representarías un peligro para el resto de los coches circulantes.
  • Realizar desplazamientos de alto riesgo, como desacelerar, o girar, para incorporarte a otra vía. También es incorrecto hacer entradas y salidas en carriles de aceleración y desaceleración.
  • Irrespetar las señales de tráfico. Además, circular sin señalizaciones ópticas puede provocar serios accidentes.
  • Realizar acciones sin visibilidad es un motivo de suspensión inmediata.
  • Aparcar en áreas no permitidas.
  • Conducir peligrosamente, obligando al examinador a intervenir, también es otra causa de suspensión inmediata.
  • Ignorar, reiteradamente, las instrucciones del examinador de la DGT.

Estas son algunas de las faltas eliminatorias más importantes que deberías conocer y evitar al momento de presentar tu examen práctico de conducción.

De lo contrario, te verás forzado a repetir este procedimiento cuando estés 100% preparado para conducir de forma segura.

¿Cómo evitar los tipos de falta del examen práctico de conducir?

Si vives en Málaga y deseas evitar los tipos de falta del examen práctico de conducir te recomendamos contactar a Autoescuelas Molina.

Nuestros centros de formación vial son de alta calidad. Además, nos caracterizamos por ayudarte a obtener tu carnet de conducir en tiempo récord.

Por si fuese poco, todos nuestros profesores cuentan con una titulación oficial y son expertos en la enseñanza de la conducción.

Sin duda alguna, te ofrecemos un apoyo integral y optimizado para que tu experiencia sea satisfactoria, confiable y segura.